Llamanos (75) 2310031 y +569 82313133

TRASTORNO DE ANSIEDAD POR SEPARACIÓN


14/11/2017 11:11:25



¿Te cuesta realizar planes porque tu hija o hijo sufre mucho cuando no está contigo?

¿Tu hijo o hija ha dejado de hacer cosas importantes o de agrado para él por querer estar siempre a tub lado?

¿Tu hijo o hija ya no quiere ir al colegio?

Todo lo anterior puede explicarse de varias formas, pero una de las más comunes es la Ansiedad Separatoria (AS). La AS es una ?respuesta emocional en la cual el niño experimenta angustia al separarse físicamente de la persona con quién está vinculado? (Pacheco, 2009). Esta resúesta es relativamente normal desde los 8 años de edad hasta los 6 años y tiene la función biológica de mantener a la madre cerca para satisfacer necesidades incapazes de cumplir por parte del infante a dicha edad, como comer, limpiarse, dormir, y sentir protección y abrigo. En otras palabras, La AS aunque es una sensación de malestar que le ocurre al niño, es parte normal de su desarrollo. La ansiedad por si sola tiene un componente somático o corporal, que se define como una?tensión muscular y vigilancia en preparación para futuros peligros y conductas de cautelo o evitación? (revista psyciencia).

Entonces, ante ciertos estímulos que la mente considera como anticipaciones de un peligro o amenazas, el cuerpo se activa para reaccionar ante ello.  Por lo tanto, eso que le sucede a tu hijo cuando no puede estar separado de ti, tiene un componente emocional, que es una reacción parecida al miedo, pero ante un peligro que no existe o que es poco probable; tiene también un componente corporal, que es una reacción a nivel total del cuerpo que se prepara ante el peligro, como la tensión muscular, la respiración, la irrigación sanguínea a la periferia del cuerpo, etc.; y finalmente, un componente cognitivo, o del pensamiento, donde a tu hijo suelen venirles pensamientos trágicos sobre lo que podría ocurrirte a ti o a él, o pensamiento de abandono u olvido. 

  Existe el también el Trastorno de Ansiedad Separatoria, que se distingue a la AS en: la edad de inicio, que va desde los 3 a 18 años retrasa el desarrollo evolutivo del pequeño, haciendo que varias de las funciones no se cumplan en el estadio de desarrollo esperado, como la micción, la exploración, el interés por actividades en las cuales destaque, y la industriosidad Es más intensa la ansiedad en el TAS, haciendo más difícil de manejarla.

   El niño con TAS también es el que suele hace pataletas para asistir al colegio como anticipación a la ansiedad. La evolución del TAS, de no ser tratado, puede conllevar en edades adultas a trastornos de ansiedad odel animo, como depresión, crisis de pánico, o ansiedad generalizada. Es importante que consultes con ayuda psicológica si sientes que tu vida o la de tu pequeño está siendo interferida por la necesidad de tu hijo de estar contigo para poder estar tranquilo.

   Que tu hijo al desarrollarse no adquiera un gusto por conocer cosas nuevas, explorar, destacar, y relacionarse con pares son signos de que podría sentirse ansioso. 

   Una buena forma de evitar que la experiencia cotidiana de tu niño se vea interferida por la ansiedad por separación, y prevenir que desarrollo otro problema de ansiedad a futuro, es llevándolo a consultar al psicólogo. este te dará estrategias para ti como madre o padre, y trabajar temáticas y técnicas para el mismo niño. El producto de ello podría significar una mejor calidad de vida tanto para tu hijo, como para ustedes como familia.